Cómo puedo sobrevivir a los tratamientos de fertilidad?

“Decidir tener un niño es como planificar un viaje a Australia. Has oído que es un lugar maravilloso, has leído muchas guías y te sientes preparado para ir. Todo el mundo que conoces ha viajado allí en avión y comenta que puede ser un vuelo turbulento con ocasionales aterrizajes forzosos, pero tú ¡sabes que vas a ser mimado en ese viaje! Por lo tanto vas al aeropuerto y pides en el mostrador un billete para Australia. Parece que no hay sitio para ti. Tendrás que esperar al siguiente vuelo, impaciente pero a sabiendas de que será un vuelo maravilloso. Tú esperas, esperas, esperas… Continuamente llegan y salen aviones. La gente te dice cosas como «Relájate, te embarcarás pronto, o verás cómo otros que ya estaban embarcados deciden a última hora cancelar su vuelo», ante lo cual llorarás y gritarás: «No es justo!» Después de mucho tiempo de espera la agencia te dice:»Lo siento, pero nos va a ser imposible conseguirle un vuelo a Australia, quizá debiera pensar en ir en barco». ¡En barco! Te dices, pero ir así me llevará mucho tiempo y será muy caro y he puesto todo mi corazón en ir allí en avión. Triste te vas a casa y piensas que a lo mejor es una buena idea no hacer el viaje. Te preguntas si Australia va a ser tan bonita si vas allí en barco. Pero has soñado tanto con ese viaje que al final decides ir allí por mar. Es un viaje largo y difícil, y nadie te mima. Te llegas a preguntar si alguna vez llegarás a ver la costa y mientras tanto tus amigos han realizado allí varios vuelos hablando siempre maravillas del lugar. Entonces, un glorioso día, el barco atraca en Australia. Es más exquisita de lo que te habías imaginado y su belleza se magnifica después de un viaje tan largo. Has hecho buenos amigos en la travesía y te has encontrado a ti misma comparando tu historia con la de otros pasajeros. La gente continuará volando a Australia tan a menudo como quiera, pero tú sólo podrás navegar hasta allí una vez, quizá dos y tendrás que seguir oyendo cosas como: «¡Qué afortunada, tú no tuviste que volar! ¡Mi vuelo fue horrible, mejor ir en barco!» mientras tú te preguntas cómo hubiera sido tu vuelo a Australia. Pero ahora ya sabes que has sido bendecida con una nueva visión del lugar y que la belleza de Australia no reside en el modo en el que vas hasta allí, sino en el lugar mismo».

Después de muchos años buscando nuestro bebe, de tests negativos, de pruebas, analíticas, pinchazos, picos de hormonas, tratos fríos e inhumanos…….alguna vez nos hemos hecho esta pregunta: “ ¿Cómo puedo sobrevivir a esto y no morir en el intento?”

Intentaré, bajo el prisma de mi experiencia, ayudaros y aconsejaros en todo lo que pueda.

Los sueños de mis amigas siempre fueron sus estudios, sus trabajos, viajar, conocer al amor de su vida, el mío siempre fue ser mamá desde que era una adolescente. Todos mis esquemas futuros giraban alrededor del mismo tema.  Después de 5 años intentándolo y sólo obtener negativos, mi autoestima, mis esquemas, mi fuerza, mi energía tanto física como psicológica……han empezado a desaparecer. Mi vida es una constante montaña rusa de sentimientos, y vivir así durante mucho tiempo desequilibra la estabilidad de cualquiera. Por lo que igual que me he propuesto seguir luchando por mi sueño, también he entendido que debo luchar por mí.

Tengo muchos pensamientos recurrentes: “ Y si hubiera sido madre mucho más joven igual no tendría tantos problemas, y si hubiera adelgazado más, y si me hubiera cuidado más, y si lo hubiera sabido antes hubiera ahorrado más dinero”……Con ese sentimiento de culpabilidad, porque el problema es mío no de mi marido, he decidido que ya basta!!!  ¿Por qué me voy a maltratar de esa forma? He ido a todos los especialistas, me he hecho todas las pruebas, he cumplido con los tratamientos, estoy haciendo lo que debo hacer y lo que está en mi mano, por todo ello estoy orgullosa de mí, de lo fuerte y valiente que soy, y que nunca pensé que sería  hasta que empecé este camino.  Es una carrera de fondo y por ahora quiero seguir corriendo, quién sabe dónde me llevará…

Tengo mis momentos malos, momentos en los que sólo tienes ganas de llorar, es tan normal, también tenemos derecho a caer, pero tenemos que ser fuertes para volver a levantarnos. Tú mejor que nadie conoces tus límites y tus fuerzas, y sabrás hasta dónde y cuándo  quieres continuar. Cuando decidas parar, recuerda que eres una gran mujer, que has luchado todo lo que tenías que luchar y ya está, volveremos a reconstruir y reordenar nuestro futuro, buscaremos nuevos sueños por los que luchar, incluso durante este proceso es interesante plantearnos otros retos u otros sueños.  No podemos pasar  todo el día pensando en el monotema y pensar que sólo existe eso, vamos a quedar con amigas, salir a caminar, correr, bailar, ir al cine, a cenar, viajar…..hay tantas cosas divertidas por hacer que nos hacen olvidar todo esto….aprovecha y desconecta!!!

Es increíblemente importante poder hablar sobre todo esto con alguien que te apoye y te entienda, tu familia y amigas (las cuales ya tienen niños) quieren intentar animarte, pero muchas veces sus frases (eso es porque estas obsesionada, cuando te relajes te quedarás, tengo conocidas que se quedaron embarazadas al dejar el tratamiento, etc) no ayudan o más que animarnos nos pueden deprimir  más.  Si podéis hablar con chicas o parejas que estén pasando por lo mismo, os sentiréis acompañadas, entendidas y apoyadas. Es difícil conocer a alguien cercano que esté pasando por lo mismo y con quien compartir tus miedos, dudas y bajones, por eso os recomiendo los foros de fertilidad, donde encontraréis chicas maravillosas que os ayudaran en todo.  Os digo algunos:  enfemenino.com/ foro/embarazo; lainfertilidad.com/foros; ivi.es/foros; buscad uno en el que os encontréis a gusto y veréis como os sentís mucho mejor compartiéndolo con chicas que están en el mismo camino.

Y alguien super importante en este proceso es nuestro chico, aunque ellos a veces no expresen tanto sus sentimientos como nosotras, por dentro también lo pasan mal, sufren cuando nos ven llorar, cuando se ilusionan como nosotras y luego ven otro negativo. Las emociones están a flor de piel y por eso es muy fácil caer en las pelas, o malas contestaciones. Por eso mi consejo es relajarse, mucha paciencia y sobre todo mucho AMOR, compartid  actividades que os gusten hacer juntos, buscad espacios y momentos para disfrutar juntos . Son nuestros compañeros en este viaje, nuestros mejores amigos, recordad que somos un equipo y  siempre nos ayudamos y cuidamos  el uno al otro.

Puede que algunas chicas os sintáis más identificadas que otras con mi historia, por lo que sería perfecto contar en este post con vuestras experiencias, consejos y opiniones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s