4ª transferencia

Ayer a las 9:30 llegamos al hospital, y fuimos directos al laboratorio de andrología a entregar mi hoja de protocolo de congelados, habían tres parejas más y la auxiliar les estaba explicando que debían llegar a quirófano haciéndose pipi (con la cantidad que pudieran aguantar). Pasamos todos a la sala de espera que, como siempre, estaba  llena de parejas y familiares.

Sobre las 10:15 salió la bióloga y empezó a llamar a las chicas, creo que esos nervios de pensar que todo va a ir bien nunca se van por más veces que pases por ello. Se nos notaba unas caras de nervios a todas.

No fue una mañana muy buena para muchas de nosotras; la primera chica que entró, iba para frescos, parece que no le quedó ningún embrión viable, y la vimos salir llorando, yo he pasado 8 veces por esa sala de espera y no es la primera chica que veo llorar, y por desgracia creo que no va a ser la última. Y aunque ella no quería acercarse a las sillas para recoger su abrigo y llamar a sus familiares, todas las que estábamos allí nos hubiéramos levantado a abrazarla; si eres tú esa chica quiero que sepas que aquellas lágrimas las entendimos todas y las vivimos como nuestras, que desde donde estábamos te mandábamos ánimos y muchísimas fuerzas para seguir luchando. Los comentarios de todas nosotras era…”es que puede pasar…es una putada, pero nos puede pasar…”, aunque seamos realistas y conscientes de que puede pasar, nunca estas preparada para ese palo. Otra chica salió y también nos contó que sus dos primeros que habían descongelado se habían parado y que le habían descongelado el otro que le quedaba, así que se pondría ese.

La bióloga salió varias veces nombrando chicas y la sala de espera se iba despejando, y nosotros allí seguíamos, no sé cómo me las arreglo para siempre entrar de las últimas en las transferencias. Por fin dijo mi nombre, yo iba confiada, en las tres anteriores siempre habían descongelado bien, y pensaba que me volvería a pasar eso (doy muchas cosas por hecho), nada más sentarnos en el despacho nos dijo que habían descongelados dos y que habían degenerado, no eran viables, y que habían descongelado otros dos y esos ya estaban bien. Así que empecé a restar y lo único que me salió fue: “entonces sólo me queda un blasto?”-“ Sí”, me dijo que aunque empezaban con los frescos a las 11:30 como yo era de congelados que mínimo hasta las 12 no me llamarían, y como siempre me recordó lo de ir con la vejiga llena. Que sí, que llena, pero cuanto de llena??….es la cuarta transferencia y siempre es el paso que más estrés me genera, si llevas poco, malo, y si llevas mucho, malo…..llegar al equilibrio jajajaja todavía no lo he conseguido.

Nos fuimos a desayunar a la cafetería mientras esperábamos la hora de ir a UCSI, mi chico me veía ya nerviosa y un poco de bajón por perder dos embriones, me dijo que a él al escucharlo también le dio un poco de bajón, pero pensó: “bueno….no nos van a hacer falta más, estos dos se van a quedar contigo”, y empezó a hacerme reír….me decía: “Uyy no te parece extraño que hoy haya habido tantos que han descongelado mal? Eso debe ser que han puesto al biólogo becario a descongelar, y se los ha cargado a todos…bueno también tiene derecho a aprender” “ cuando este que se va a quedar contigo sea adolescente y se quede “empanao” le diré anda “congelao”, o si te quedas embarazada del blasto le pondremos de nombre Blas”…..no paraba de decir tonterías para hacerme reír, menos mal que viene conmigo a las transferencias y punciones, porque me conoce mucho y me cuida.

Yo seguía bebiendo agua y a las 11:40 le dije de ir a la sala de espera, para controlar cuando empezaban a llamar….y como siempre la sala llena, no tienes donde sentarte, al final pude sentarme yo, él se quedó a mi lado de cuclillas hablándome y tranquilizándome. Y seguía bebiendo agua. En la sala de espera es curioso…detectas a las que van a transferencia porque todas estamos con botellas de agua jajaja. Por fin a las 12 llamaron a las 4 primeras chicas, yo más o menos había calculado en las reuniones con la bióloga (normalmente suelen ir en orden para entrar a quirófano) que sería de las últimas, a las 12:40 no habían llamado a nadie más, y mi vejiga ya empezaba a quejarse….las 13:20 dicen mi nombre (imaginad mi vejiga a estas alturas ya pufff) y el de la última chica, que además se llama como yo, y nuestra celadora guay empezó con el cachondeo con las dos (porque mi nombre no es nada común por esta zona).

Me cambio, estaba vez consigo atarme bien todos los lazos de esa bata (que nunca consigo saber cómo van) y me voy para la presala de quirófano, y al poquito entra la otra chica que no sabía cómo atar los lazos  jajajaja  la celadora empezó otra vez con el cachondeo “que si era una diseño de moda con caída, que si no se qué…” la verdad es que te hace reir, pero cuando tienes la vejiga a punto de explotar no es buena idea jajaja

Veo salir en camilla una chica del quirófano y sé que la siguiente soy yo, ya sé a lo que voy…pero aun así esos nervios no se controlan. Llego a la camilla de quirófano, te esperan como 6 personas mirándote y lo primero que te dicen di tu nombre completo, repetí varias veces mis apellidos, pensando «que no se equivoquen que la chica que falta se llama igual que yo».

Empiezan a ponerme el gel en el vientre la enfermera de siempre, pero me sorprendo cuando ella se aparta y viene un chico jovencito con el ecografo supongo que de prácticas, le dije…»no apretes mucho que no me aguanto»…y me dice «si apenas he apretado, además yo no corro peligro» y miro a la doctora P que estaba ya delante de mí para empezar, y le contesto que la que corre peligro es la doctora, y ella (que ya he dicho es una de las que me cae muy bien) empezó con la gracia de que alguna vez le había pasado… y metió el especulo, no sé si me contraje mucho pero me dolió, empecé a notar unas pinzas con gasas limpiándome por dentro, nunca lo había notado tanto y molestaba, y yo intentando relajarme, la cánula no la noté y en seguida llegó el biólogo con mis dos peques, intenté mirar a la pantalla pero no veía nada, me dijo la doctora «ya está», y le dije “vale”, pensé ya está, ahora que me quite el especulo y el ecografo y que me dejen descansar, pero noooo….siguió con el ecografo parece que como tengo un mioma intramural en fondo no se veía bien donde estaban los embriones, me da que confió en que los habría dejado en su sitio, pero que no lo vio muy claro (es una impresión), y siguió metiendo pinzas y gasas, yo pensaba «qué raro es todo esto, nunca me ha pasado», cuando me dijo «puede que manches un poquito porque al meter el especulo se ha erosionado un poco, pero si ves sangre es del especulo, no te preocupes»….venga vale…puedo irme ya???

Me sacaron en la camilla, cerré los ojos para relajarme, y a los 10 minutos de reloj, me dieron mi informe de alta y al vestuario a cambiarme y hacer pipi. Me limpié mirando bien si manchaba, pero yo no vi sangre, hasta ahora miro siempre y no he manchado, pero con el adiro y la heparina es algo que no descarto en cualquier momento.

Beta para el 9 de marzo……ya os contaré como llevo la betaespera 🙂

2 comentarios en “4ª transferencia

  1. Hola!!Mucha suerte en tu beta, me alegro que fuera bien. Ahora a relajarse y pensar que va a ir bien!!
    Yo al final continúo con transferencia en mayo, la seguridad social tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, todo se eterniza más…Me pasaré por tu blog, ojalá está sea la definitiva!!Por cierto lo has descrito super bien😉

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s